Direcciones de correo, twitter, facebook

Si quieres contactar con nosotr@s, escríbenos a mareasxlaeducacionpublica@gmail.com

Síguenos en twitter: @MareasXLaEP

Síguenos en facebook: Mareas por la Educación Pública

domingo, 14 de junio de 2020

Mareas por la Educación Pública siguen marcando el camino para el inicio de Curso 2020/21 (Comunicado de MxEP. 14 de junio de 2020)


Desde Mareas por la Educación Pública queremos expresar nuestra indignación ante las instrucciones sobre el inicio del próximo curso del Ministerio de Educación y Formación Profesional acordadas con las Consejerías de las CCAA.


1
Consideramos que las medidas del ministerio encabezado por la señora Celáa tan solo son un lavado de cara para aparentar que se inicia la “nueva normalidad”.

Tal como nos temíamos, el Ministerio y las Consejerías han apostado por la opción más barata y la más favorable a los intereses de los centros privados concertados; es también la opción más cómoda para las autoridades educativas porque descarga toda la responsabilidad en los equipos directivos y el profesorado.

Recordamos que Mareas por la Educación Pública remitió al Ministerio de Educación y FP una propuesta de inicio de curso teniendo en cuenta todos los escenarios posibles como consecuencia del Covid-19. Lamentamos que el Ministerio de Educación y FP no haya tenido en cuenta nuestras propuestas que inciden decididamente en una Educación Pública de calidad, que ahora es más necesaria que nunca. De este modo se pretende camuflar las necesidades reales de la Educación Pública y que ya recogimos en nuestra propuesta.

Nuestras escuelas no serán seguras si no se apuesta decididamente por bajar las ratios a  un máximo de 15 alumnos y alumnas. De nada sirve la recomendación de 15 con excepciones de 20, porque la experiencia demuestra que la excepción se aplica como norma. Es necesario, bajar la ratio también, para afrontar las desigualdades estructurales, que se han visto acentuadas por la brecha social (y digital) durante el periodo de enseñanza no presencial.

Sobre el alumnado NEAE, destacar que si la falta de PT y PTIS sigue igual que hasta ahora, estos niños van a tener muchos problemas, ya que muchos de ellos pertenecen a grupos de riesgo y tienen que tener a una persona que les apoye constantemente.

Nuestras escuelas no serán seguras si por abaratar costes se pasa la distancia de seguridad de 2 a 1.5 metros. No es de recibo que, si las autoridades sanitarias recomiendan una distancia de 2 metros, esta no se respete para nuestros estudiantes. Del mismo modo, exigimos que en nuestras escuelas se establezcan unos criterios sanitarios estrictos, con una dotación presupuestaria y material suficiente, y con la presencia y asesoramiento de personal médico adscrito a los centros de salud locales.

Mareas por la Educación Pública también lamenta que el Ministerio de Educación y FP no haya establecido un plan de choque para el inicio del próximo curso con propuestas de las que habíamos remitido.

2
Es urgente aumentar drásticamente el presupuesto en educación hasta el 7% del PIB, bajar decididamente las ratios y la contratación de nuevos profesores y profesoras, al igual que dotar de estabilidad a las plantillas docentes, pero también es necesario volver a los horarios de docencia directa previos a los recortes educativos realizados bajo la era Wert. 
Y no menos importante es apostar por un Plan urgente de  creación y construcción de nuevos centros públicos que descongestionen los ya existentes en conjunto y, provisionalmente, la búsqueda de espacios alternativos en colaboración con los organismos públicos que supere el tradicional recurso de los contenedores-barracones. 
Asimismo, proponemos recuperar aquellos centros educativos que han sido cerrados en años anteriores y que, con la debida adecuación, podrían volver a ser utilizados para el fin que tuvieron una vez. Todo ello, sin olvidar la recuperación de las líneas, que se han cerrado los cursos pasados y que se  quieren cerrar el curso que viene.

Asimismo denunciamos la intención de determinadas Comunidades Autónomas de repartir su asignación proporcional de los 2000 millones de euros destinados a la Educación Pública también a los centros privados-concertados. El dinero de todos y todas debe ser para la Educación Pública, no para los negocios educativos.

Por otro lado, las instrucciones proponen que se limite la celebración de asambleas y reuniones en los centros educativos. ¿Acaso la ministra está limitando aún más la participación de las familias y del conjunto de la Comunidad educativa en los centros? Es inaceptable que esto se ponga así en el protocolo de manera que miles de AMPA quedarán sin actividad en los centros, cercenando de esta manera su participación en los mismos.

La Educación es un servicio público imprescindible, por lo que debemos ser exquisitos y estrictos respecto a las medidas de seguridad. No queremos escuelas cerradas, queremos escuelas seguras también ante pandemias.

Queremos una Educación responsable y ejemplo del cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Agenda 2030 de la ONU.

Desde Mareas por la Educación Pública reivindicamos que unas escuelas seguras son imprescindibles también si queremos una Educación Pública, de calidad, laica, inclusiva, democrática, de todas, para todas y con todas.

14 de junio de 2020
Mareas por la Educación Pública


Puedes descargar el Comunicado en este enlace.

Entradas relacionadas:


martes, 2 de junio de 2020

Propuesta de organización y medidas a adoptar para una vuelta a clase segura en el nuevo curso escolar 2020-2021 (Mareas por la Educación Pública. 2-6-2020)

Propuestas enviadas a la Ministra de Educación y a l@s diputad@s de la Comisión de Educación del Congreso de los Diputados:


EXPOSICIÓN DE MOTIVOS:
El Ministerio y las Comunidades Autónomas han acordado reunirse a mediados de junio para, supuestamente, acordar cómo será el próximo curso escolar en las  enseñanzas no universitarias. Aún bajo el espectro amenazante del SARS-CoV-2, contemplan tres situaciones posibles y  las CCAA han prometido hacer propuestas al Ministerio sobre cada una de ellas.
Teniendo en cuenta cómo han gestionado hasta ahora la crisis sanitaria en la enseñanza durante el periodo de confinamiento, ha quedado claro que no son las personas adecuadas para gestionar ese futuro tan incierto que llaman “nueva normalidad”.
Mareas por la Educación Pública hemos venido haciendo propuestas y alertando sobre las consecuencias nefastas que puede traer esa “nueva normalidad” y ese futuro: si les dejamos construir la “nueva normalidad”, el futuro traerá más desigualdad y más privatizaciones.
Cada vez hay menos dudas sobre cuál es la apuesta, tanto de las Consejerías como del Ministerio: extender y normalizar la enseñanza a distancia. Las propuestas de Mareas por la Educación Pública apuestan por defender y consolidar la enseñanza presencial como la única que puede garantizar el Derecho a la Educación, mejorándola y corrigiendo los desajustes actuales.
Ante la ineficacia de nuestras administraciones educativas, desde Mareas por la Educación Pública proponemos a las autoridades – Ministerio y Consejerías- y a toda la Comunidad Educativa una serie de medidas siguiendo también los tres escenarios que están en cuestión.
Para empezar ordenaremos los tres escenarios de  menor a mayor complejidad y excepcionalidad. La diferencia entre las propuestas en cada uno de los tres escenarios es simplemente de ritmo y celeridad en la aplicación.
Previsiblemente las Consejerías y el Ministerio, a tenor de las declaraciones ambiguas y contradictorias de unos  y otros, tirarán por la calle de en medio y optarán estratégicamente por el Escenario 2. En efecto, este escenario les permite mantener la estrategia actual sin desactivar el miedo y la inseguridad sanitaria ante un regreso del virus, manteniendo activo el proceso de “uberización” de la enseñanza a distancia -la gran apuesta del sistema privatizador-, sin tocar las ratios ni el número de plazas y unidades escolares y sin aumentar los recursos, las plantillas docentes y el personal de apoyo.
Por nuestra parte, en los tres escenarios previstos adoptaremos la misma lógica: Educación 100% Pública, inclusiva, de calidad, de tod@s, para tod@s y con tod@s. 
Estas medidas que proponemos, con el objetivo de hacer la enseñanza más democrática y más igualitaria,  no solo son las más eficaces para asegurar el acceso al conocimiento en igualdad de condiciones, sino que son también las que mejor pueden hacer frente a futuras situaciones de emergencia sanitaria y social. Se trata de afrontar una reforma en profundidad del sistema educativo que recupere lo perdido tras más de una década de recortes y políticas de privatización.
Pero en caso de alerta sanitaria o social, ninguna de estas medidas tendrá sentido si simultáneamente no se refuerzan tanto la Sanidad Pública como los Servicios Sociales con los planes de choque correspondientes.
ESCENARIO 1- La evolución de la pandemia permite que la actividad educativa se lleve a cabo de manera presencial en los centros educativos sin la obligación de mantener la distancia interpersonal.
Esta será nuestra PROPUESTA MARCO desde la cual se concretarán las medidas excepcionales para los otros dos escenarios.
En una situación como esta, en la que el riesgo para la salud sería prácticamente inexistente, las medidas a adoptar deben tener como objetivo afrontar las necesidades y déficit que ya aquejaban a la Educación Pública antes de la pandemia. Por ello planteamos las propuestas que Mareas por la Educación Pública ha venido haciendo en los últimos años para mejorar la oferta educativa pública y hacer efectivo el ejercicio del Derecho a la Educación en condiciones de igualdad, de forma inclusiva y compensando las desigualdades de origen social, cultural y económico, así como las derivadas de la diversidad funcional del alumnado y de sus necesidades educativas especiales. Necesitamos un PLAN DE EMERGENCIA EDUCATIVA QUE DEBE SER UN ASPECTO IMPRESCINDIBLE DEL NECESARIO PLAN DE CHOQUE SOCIAL, haya o no haya pandemia.
No obstante, después de la experiencia de estos últimos meses en los que, en una situación excepcional de alarma, se ha pretendido mantener funcionando el sistema mediante la enseñanza telemática con los problemas que hemos podido constatar (uso caótico, improvisado, desigual y muy irregular de los medios disponibles, de las metodologías utilizadas y de los contenidos impartidos, etc.), estas medidas que proponemos son más urgentes que nunca para afrontar nuevas posibles crisis sanitarias (Escenario 2) sin tener que recurrir como única alternativa a las armas de las TIC, que han demostrado generar más desigualdad sobre la ya existente. Si desaparece la alerta sanitaria, la “nueva normalidad” debe ser verdaderamente nueva, nunca peor ni tan mala como la normalidad existente hasta ahora.  De esta manera, la respuesta al escenario 2 (ver infra) no será tan caótica. En este sentido, queremos indicar que es necesario también suprimir de los proyectos educativos y de los planes pedagógicos prácticas como el uso masivo de libros de texto. Es imprescindible buscar nuevas pedagogías que complementen el acceso a las nuevas realidades tecnológicas con las clases presenciales, garantizando siempre el acceso de todo el alumnado a esos recursos.
El periodo lectivo de los docentes será como máximo de 18 periodos lectivos. El trabajo de tutoría será reconocido con al menos dos periodos lectivos más. Como el horario no puede sobrepasar las 35 horas semanales, de las cuales una parte son de preparación de clase y materiales, reuniones  y otras para atención al alumnado donde se recoge la solución de dudas, la corrección de las tareas y cuestiones personales de otra índole, si calculamos que para estas tareas necesitamos al menos, 15 minutos de atención por alumn@ a la semana, el número total de alumn@s por profesora o profesor no puede sobrepasar de 100. 
PROPUESTA 1:
-Plan de choque de actualización de contenidos, lucha contra el abandono escolar y para la corrección de las desigualdades provocadas por el periodo de enseñanza telemática. Este Plan estará financiado adecuadamente y contará con el consiguiente aumento del personal docente, especialistas y de apoyo. A él se dedicarán, entre otros, los fondos europeos destinados a lucha contra el abandono escolar, como es el caso del Programa de Refuerzo Estival de la Consejería de Educación de la Junta de Andalucía   
-Reducción de las ratios de alumnado por aula y por docente garantizada por ley para asegurar la mejora de la calidad de la enseñanza, mejorar el rendimiento del alumnado más desfavorecido y en especial garantizar  la atención a la diversidad y avanzar hacia la educación inclusiva.
-Creación y construcción de nuevos centros escolares públicos, única forma de disminuir la masificación (reducción de las ratios) y reducir el peso de la oferta concertada en aras de una mayor igualdad, destinando los recursos públicos a la Educación Pública. Este Plan vendrá acompañado de la mejora de las infraestructuras y acondicionamiento bioclimático de todos los centros públicos estatales.
-Aumento de las plantillas docentes, de especialistas y de personal técnico de apoyo para hacer posible la bajada de las ratios y el plan de compensatoria.
-Para ello es imprescindible desde ya el blindar el 7% del PIB destinado a Educación.
Si algo nos ha enseñado esta crisis sanitaria relacionado con la escuela es precisamente su relevante dimensión social como centro de encuentro humano. Por ello, consideramos que debemos dirigirnos hacia una escuela como centro polivalente de cuidado social. Donde los elementos a desarrollar serán Municipio-Escuela, Emergencia-Hábitos de organización y Prevención, y la Organización del centro educativo como elemento clave en la disposición de servicios en el barrio. Desde este punto recordamos la escuela como centro de encuentro de las distintas propuestas de cuidados para establecer un programa de zona en el que coincidan las distintas políticas y programas de: centros de salud, resto de centros educativos de la zona, bibliotecas municipales, desdoblamiento de centros, servicios sociales municipales, etc.
ESCENARIO 2 - La evolución de la pandemia impide el desarrollo de la actividad educativa presencial en algún momento del curso 2020-21 debido a algún rebrote de la enfermedad que obligue de nuevo al confinamiento.
La diferencia con el Escenario 1 es que, si las autoridades sanitarias estiman que hay riesgo de rebrote o, en cualquier caso, para hacer frente a otra epidemia, estas medidas deben adoptarse con mayor celeridad de tal forma que, llegado el caso de una nueva alerta sanitaria, el sistema educativo pueda hacerle frente de forma inmediata. Por ello, a la propuesta del escenario anterior, basta con añadir los criterios que regirían una hipotética situación en que hubiera que recurrir otra vez a la enseñanza telemática.
PROPUESTA 2:
-Plan de choque de actualización de contenidos, lucha contra el abandono escolar y para la corrección de desigualdades provocadas por el periodo de enseñanza telemática. Este Plan estará financiado adecuadamente y contará con el consiguiente aumento del personal docente, especialistas y de apoyo. A él se dedicarán, entre otros, los fondos europeos destinados a lucha contra el abandono escolar, como es el caso del Programa de Refuerzo Estival de la Consejería de Educación de la Junta de Andalucía.   
-Reducción de las ratios de alumnado por aula y por docente garantizada por ley para asegurar la mejora de la calidad de la enseñanza, mejorar el rendimiento del alumnado más desfavorecido y en especial garantizar  la atención a la diversidad y avanzar hacia la educación inclusiva. Esto garantizará también una respuesta rápida en caso de nueva alerta sanitaria.
-Creación y construcción de nuevos centros escolares públicos, única forma de disminuir la masificación (reducción de las ratios) y reducir el peso de la oferta concertada en aras de una mayor igualdad destinando los recursos públicos a la Educación Pública. Este Plan vendrá acompañado de la mejora de las infraestructuras y acondicionamiento bioclimático de todos los centros públicos estatales.
-Para ello es imprescindible desde ya el blindar el 7% del PIB destinado a Educación.
-Los criterios de escolarización y matriculación tendrán que modificarse para minimizar los desplazamientos entre el domicilio y el centro escolar. Por ello se priorizará la matriculación en el centro público más cercano, lo que supone la eliminación de las llamadas Áreas Únicas. Esto facilitará el control sobre el cumplimiento de las normas sociosanitarias por encima de los criterios clientelares y de rentabilidad de los centros privados concertados.
-Aumento de las plantillas docentes, de especialistas y de personal técnico de apoyo para hacer posible la bajada de las ratios y el plan de compensatoria.
-Dotación de recursos (equipos y conexiones) a disposición de todo el alumnado y puesta a punto de las herramientas informáticas más adecuadas, lo más homogéneas y unificadas posible para que, con la formación  adecuada y en horario lectivo, todo el profesorado y el alumnado puedan hacer uso de ellas sin que ello provoque un aumento de la carga de trabajo a domicilio.
-Dotación de recursos y personal sanitario en los centros escolares mediante la asignación de personal adscrito a los centros de salud correspondientes. Se desplegarán campañas de información sistemáticas sobre prevención de riesgos.
ESCENARIO 3- La evolución de la pandemia continúa obligando a mantener la distancia interpersonal en todos los centros educativos como medida de prevención para evitar contagios.
Es el escenario más complejo y que exige intervención más urgente y decidida por su excepcionalidad desde el punto de vista de la salud pública. Las medidas contempladas en los Escenarios 1 y 2 requieren de un mayor esfuerzo para hacer posible su aplicación al comienzo del próximo curso. Exigirá por tanto un grado mayor de diligencia y compromiso por parte de los poderes públicos. Por ello lo que caracteriza esta respuesta a la situación o escenario 3 es la forma en que se aplicará y desarrollará.
PROPUESTA 3:
-Plan de choque de actualización de contenidos, lucha contra el abandono escolar y para la corrección de desigualdades provocadas por el periodo de enseñanza telemática. Este Plan estará financiado adecuadamente y contará con el consiguiente aumento del personal docente, especialistas  y de apoyo. A él se dedicarán, entre otros,  los fondos europeos destinados a lucha contra el abandono escolar, como es el caso del Programa de Refuerzo Estival de la Consejería de Educación de la Junta de Andalucía.
-Reducción de las ratios de alumnado por aula y por docente garantizada por ley para asegurar la mejora de la calidad de la enseñanza, mejorar el rendimiento del alumnado más desfavorecido  y en especial garantizar  la atención  a la diversidad y avanzar hacia la educación inclusiva.
-Creación y construcción de nuevos centros escolares públicos, única forma de disminuir la masificación (reducción de las ratios) y reducir el peso de la oferta concertada en aras de una mayor igualdad, destinando los recursos públicos a la Educación Pública. Este Plan vendrá acompañado de la mejora de las infraestructuras y acondicionamiento bioclimático de todos los centros públicos estatales.
-Para ello es imprescindible desde ya el blindar el 7% del PIB destinado a Educación.
-Los criterios de escolarización tendrán que modificarse para minimizar los desplazamientos entre el domicilio y el centro escolar. Por ello se priorizará la matriculación en el centro público más cercano., lo que supone la eliminación de las llamadas Áreas Únicas. Esto facilitará el control sobre el cumplimiento de las normas sociosanitarias por encima de los criterios clientelares y de rentabilidad de los centros privados concertados.
-Aumento de las plantillas docentes, de especialistas y de personal técnico de apoyo para hacer posible la bajada de las ratios y el plan de compensatoria.
-Dotación de recursos (equipos y conexiones) a disposición de todo el alumnado y puesta a punto de las herramientas informáticas más adecuadas,  lo más homogéneas y unificadas posible para que, con la formación  adecuada y en horario lectivo, todo el profesorado y el alumnado puedan hacer uso de ellas sin que ello provoque un aumento de la carga de trabajo a domicilio.
-Dotación de recursos y personal sanitario en los centros escolares mediante la asignación de personal adscrito a los centros de salud correspondientes. Se desplegarán campañas de información sistemáticas sobre prevención de riesgos.
JUSTIFICACIÓN Y DESARROLLO:
En previsión de que ocurra lo que plantea este escenario, aún tenemos más de dos meses por delante para  aplicar medidas urgentes. 

1.   Lo primero es aprobar ya un Plan de Choque de creación de nuevos centros que estén construidos por vía de urgencia lo antes posible: solo se necesita  diligencia política y financiación pública, acudiendo si es necesario a impuestos especiales a las grandes fortunas, dada la situación excepcional. Ese Plan aliviaría las elevadas tasas de desempleo generadas por la pandemia tanto en empleos directos en la construcción de los centros, como en la industria de bienes  (mobiliarios, material didáctico, etc.) que dinamizaría el tejido productivo local. Si se habla de “nueva normalidad”, la novedad consistiría en que no se debe acudir a las caracolas y aulas prefabricadas como se ha hecho hasta ahora.  Esta solución es mejor alternativa que seguir con los mismos centros pero con caracolas y aulas prefabricadas que solo se utilizarían si fuera necesario para los centros de nueva creación, previo inicio de los trámites para su construcción. Ya sabemos que cuando se instalan caracolas y se alivia el problema, es muy difícil eliminarlas. Es el momento de dar la batalla por soluciones que tengan largo alcance y disminuyan la provisionalidad. Es el momento de pensar en el desmantelamiento de la doble red.

2.  Paralelamente se organizarían los grupos de clase en turnos de mañana y tarde y se habilitaría una red de locales provisionales para aliviar a los centros y, preferentemente, para los centros de nueva creación. La jornada lectiva del alumnado se reducirá a 5 horas en cada turno incluyendo descansos. Esta medida se aplicará igualmente a las enseñanzas especiales (Conservatorios, Escuelas de Idiomas, etc.) que también tendrán turnos de mañana y tarde para que el alumnado que esté en turno de tarde en la enseñanza general, pueda acudir a turnos de mañana en estas enseñanzas de régimen especial. Igualmente se seguirá la misma norma para organizar las enseñanzas complementarias y de atención al alumnado NEAE que requiera intervenciones fuera del horario lectivo.

3.  La solución a los problemas de conciliación que esta medida pueda originar deberían ser solucionados por las Consejerías correspondientes, por ejemplo las que se ocupan de Asuntos Sociales, Trabajo, Igualdad y Familia, siempre exigiendo la responsabilidad de las propias empresas.  Más que mirar hacia la Consejería y el Ministerio de Educación, habría que mirar hacia los de Trabajo y Economía, además de exigir a las empresas que se impliquen en el bienestar de sus trabajadores y en consecuencia de la sociedad. No es la función de la Educación Pública solucionar los problemas de conciliación de las familias. 

4.    Si se debe a acudir a la enseñanza telemática, debe hacerse con medidas complementarias que no mermen la igualdad de oportunidades ni supongan un sobre trabajo no remunerado del personal docente, ni del alumnado y familias:
a) Se reduciría el trabajo de enseñanza telemática al mínimo imprescindible.
b) Se dotaría a todo el alumnado de los medios imprescindibles y lo más uniforme posible.
c) Las metodologías y herramientas a utilizar serían las mismas en todos los centros según los niveles.
 d) Sería alternante con la enseñanza presencial, siempre y cuando no suponga un exceso de trabajo para docentes, alumnado y familias.
 e) Regular el horario de trabajo telemático y presencial: la ausencia del timbre al principio y al final de la jornada escolar no puede ser un motivo para difuminar las fronteras entre tiempo de trabajo y de ocio de docentes, alumnado y familias.
f) Formación del personal docente que lo necesite dentro del horario laboral para afrontar el teletrabajo. Formación de alumnado y familias en el mismo sentido, habilitando medios para ello.
g)  Control sanitario y regulación de enfermedades relacionadas con el teletrabajo.

2 de junio de 2020
Mareas por la Educación Pública


Puedes descargar el comunicado en este enlace.

sábado, 11 de abril de 2020

Mareas por la Educación Pública marca el camino del fin de curso escolar ante la ambigüedad de las administraciones educativas. En situaciones excepcionales, medidas excepcionales (Mareas por la Educación Pública)



Lo que se va conociendo sobre la gestión  del fin de curso escolar en una situación excepcional como la que vivimos  -el informe del CEE,  lo que se filtrado de la reunión con el Secretario de Estado de Educación, declaraciones de consejeros de educación autonómicos- es confuso, contradictorio y lleno de ambigüedades.

Sin embargo, todo apunta a que las autoridades educativas pretenden salvar a toda costa la maquinaria burocrática (cumplir con la 3ª evaluación) pasando la patata caliente a los equipos educativos, en nombre de la supuesta y famosa autonomía de los centros. Al mismo tiempo  se le manda al profesorado un mensaje: hay que  «impedir que los estudiantes se “relajen”», hay que evitar “la relajación de la tensión educativa”. En una situación excepcional declarada estado de alarma, resulta francamente obsceno hablar del sistema educativo  en estos términos, como un campo donde hay que mantener la tensión, es decir, la competencia. 

La administración educativa tiene la obligación de hacer una propuesta clara para el fin de este curso escolar y para el curso próximo.

En este sentido, Mareas por la Educación Pública hace la siguiente propuesta:

La propuesta que hace Mareas por la Educación Pública pretende ser lo más clara, concisa y operativa posible y es válida tanto si se retoma la enseñanza presencial como si no. Se intenta evitar entrar en debates para los que no es el momento: no es necesario hablar de aprobado general, de impedir las repeticiones o de promoción de curso generalizada...

Debe quedar claro que con esta propuesta se quiere  poner el acento en la preeminencia de la relación pedagógica presencial frente a la telemática: la educación 2.0 puede ser un recurso pero, incluso si se cierra la llamada “brecha digital”,  jamás podrá suplantar a la relación pedagógica presencial. El hecho de que todo el alumnado tenga acceso a internet o medios informáticos no garantiza el proceso de aprendizaje por razones obvias: las desigualdades económicas y sociales  se hacen ahora más evidentes que nunca y no tienen su origen en las herramientas didácticas que se utilizan.

1. La materia impartida desde que se cerraron los centros no puede ser evaluable dadas las pésimas condiciones,  la disparidad de criterios y de métodos que se han empleado, así como de los recursos a los que han tenido acceso tanto el alumnado como el profesorado.

2. No avanzar materia de ahora en adelante una vez se retome la actividad tras las vacaciones de Semana Santa.  El trabajo telemático que se haga a partir de ahora será exclusivamente de acompañamiento, de repaso y de recuperación.

3. A efectos de evaluación, el curso se considera cerrado en la fecha en la que se decretó el cierre de colegios en cada comunidad autónoma y solo se evaluarán contenidos desarrollados presencialmente. En consecuencia no habrá 3ª Evaluación y  el alumnado que tuviera aprobadas la 1ª y 2ª evaluación se considerará que tiene el curso aprobado. Esto se reflejará en las actas de Evaluación Final que serán en la medida de lo posible presenciales. Conscientes de las particularidades de cada etapa educativa, proponemos que el objetivo de esta evaluación sea el beneficio de cada alumno y alumna. Hay que tener presentes las circunstancias de cada uno, sus posibilidades de acceso a la formación online, tanto por capacidad tecnológica como por la adaptación del currículum que requieren las necesidades educativas especiales. Además esa evaluación debe hacerse consultando con alumnado y familias para tener toda la información y consensuando qué puede ser lo más beneficioso, así como las ventajas o desventajas que podría tener aprobar o suspender una materia.

4. A partir de la vuelta a la actividad el próximo 13 de abril, la labor de repaso tendrá como principal y prioritario objetivo el intentar contactar y trabajar, a distancia mientras dure el confinamiento, con el alumnado que no haya superado los contenidos impartidos presencialmente hasta la fecha en la que se decretó el cierre de colegios en cada comunidad autónoma para que pueda recuperarlos. Para ello es imprescindible que se cubran todas las plazas de bajas y jubilaciones. 

5. Que este objetivo se pueda lograr, dado que la actividad presencial tardará en retomarse, está condicionado a que se cumpla la promesa hecha desde el Ministerio de que se va a dotar de los recursos necesarios a todo el alumnado que no los  tiene a día de hoy. Si no es así,  serán los propios centros los que intentarán contactar con ese alumnado y sus familias para informarles de todo esto  y valorar la situación familiar y su capacidad para seguir las actividades de recuperación.

6. En el caso de quienes tengan contenidos pendientes y no cuenten con  las condiciones mínimas de dotación y/o no tengan una situación familiar idónea para seguir con el trabajo a distancia, los equipos educativos valorarán preferentemente la opción de promocionarles de curso automáticamente. Esto se reflejará en las correspondientes Actas de Evaluación final.

7. Las administraciones, los centros y el profesorado contraen  el compromiso de llevar a cabo las necesarias adaptaciones de las programaciones del próximo curso.  Para ello la administración debe poner los medios adecuados para que también en tiempo normal nadie se quede atrás: menos alumnado por aula y profesor, más docentes, estabilidad de las plantillas, personal y especialistas de apoyo, Equipos de Orientación, PTSC, PTI, AL, ILSE, etc.

11 de abril de 2020
Mareas por la Educación Pública

martes, 10 de diciembre de 2019

Las Mareas por la Educación Pública declaran el estado de emergencia educativa

Nota de prensa: 10 diciembre 2019

En la VI jornada “La Educación que Queremos” celebrada en Cádiz, los días 6 y 7 de diciembre las Mareas por la Educación pública instan al nuevo gobierno para que dé solución al actual estado de emergencia educativa y llaman a la movilización de toda la marea verde para defender la educación pública, laica, coeducadora, inclusiva de tod@s y para tod@s.
Mareas por la Educación Pública apoya la próxima movilización el 15 de diciembre en Sevilla.



Mareas por la Educación Pública quiere dar a conocer el excelente trabajo que se realiza día a día en la red educativa pública y exige la estabilidad de las plantillas, la garantía de una financiación mínima del 7% con la reversión de todos los recortes, instalaciones dignas en todos los centros educativos públicos, y declara el estado de emergencia educativa por el aumento de la segregación, el avance de la escuela privada, la pervivencia de la LOMCE, la falta de inversión en la educación pública, el cierre de líneas en la pública, la interinidad del 25%, los ataques a los derechos humanos y los derechos de las mujeres y del alumnado LGTBI, una FP orientada a la Dual que precariza el empleo juvenil, privatiza y adoctrina en la economía neoliberal a los jóvenes titulados de FP.


En el encuentro se ha abordado la necesidad de caminar hacia una red educativa única de gestión y titularidad pública, que es la única que garantiza la equidad y la igualdad de oportunidades para todas. Es por ello que se denuncia el avance de la escuela privada subvencionada que se está produciendo en muchos territorios así como la consolidación de manera privilegiada en otros, y la transferencia de recursos públicos mediante el cheque de bachillerato, o los convenios con centros de FP privados.


Asimismo se abordó la precariedad e inestabilidad de las plantillas docentes y la necesidad de consolidación del profesorado interino que alcanza 25% del total del profesorado, así como la reversión de los recortes que aún se están aplicando en cuanto jornada lectiva (como máximo,18 periodos en secundaria y primaria), atención a las necesidades del alumnado, disminución de ratios, al menos, en secundaria de 20 alumn@s, 18 en primaria, 15 en infantil en tramo de 3-6 años, 8 en el tramo de 2-3 años y 4 en el tramo 0-1 años.

En las jornadas se defendió una escuela pública, inclusiva, diversa y laica, que aborde el desarrollo afectivo sexual y lleve a cabo políticas de coeducación. Se ha tratado la situación preocupante de acoso al profesorado con acusaciones de adoctrinamiento por parte de la extrema derecha y campañas como el “Pin parental” que atentan contra la autonomía de los centros y el derecho a la libertad de cátedra del profesorado, así como al derecho del alumnado a recibir una enseñanza integral. En ese sentido, las Mareas muestran su más absoluto rechazo al reciente atentado contra el centro de menores de Hortaleza (Madrid) y su solidaridad con las personas afectadas.

Por otro lado, la formación profesional se dirige cada vez más a la precariedad del empleo juvenil y la privatización bajo la FP Dual. Denunciamos que el impulso que se da a la FP Dual obedece a las consignas de políticas neoliberales de la troika. Por eso la rechazamos y exigimos una FP pública, social y bien dotada de recursos dentro del sistema educativo. Además, pedimos un solo ministerio que tenga sus competencias plenas en todas modalidades y etapas educativas.

En las Jornadas hubo representación de mareas de todos los territorios. En ellas, se pudieron compartir ideas y experiencias; analizar problemáticas y coordinar propuestas, entre las que figura un calendario conjunto de movilizaciones y defensa de la Educación Pública que comienza el próximo 15 de diciembre en Sevilla.

Durante las jornadas se debatió en seis grupos de trabajo para abordar diferentes aspectos relacionados con la política educativa: modelo de centros públicos; la escuela inclusiva y diversa; libertad de elección como segregación y desigualdad; Formación Profesional; Pensamiento libre en la pública y Condiciones Laborales: interinidad, estabilidad, precariedad y subcontrataciones.

Tras el análisis de la situación las Mareas por la Educación Pública llaman a la organización y a la movilización de la comunidad educativa para solucionar los problemas que la educación pública arrastra desde hace años por la falta de presupuesto y recortes, la precariedad e inestabilidad del profesorado el índice de interinidad, y una política de segregación educativa como consecuencia de la doble red educativa, los conciertos educativos, la falta de inversión y políticas para la atención a la diversidad, que les lleva a exigir al nuevo gobierno una única red educativa de gestión y titularidad públicas; y declarar el estado de emergencia educativa. 

Para ello se acordó un calendario de movilizaciones y acciones, para continuar reivindicando la educación que queremos y presionar al nuevo gobierno a trabajar en esa dirección. Se proponen acciones y movilizaciones descentralizadas en los territorios en marzo, que culminarán en una movilización unitaria, previsiblemente en mayo.

Los próximos encuentros de Mareas por la Educación Pública tendrán lugar en abril, que se celebrará una reunión de coordinación y en el mes de Julio en que se celebrarán las siguientes Jornadas.

Las Mareas por la Educación Pública acordaron apoyar la movilización que tendrá lugar el próximo 15 de diciembre en Sevilla en defensa de la educación pública. Igualmente, se apoyarán todas las movilizaciones que se convoquen contra el cambio climático.


Enlace a la versión para imprimir AQUÍ.